Fumar cigarros: el riesgo no lo vale

View in English

Fumar es el factor de riesgo de muerte prematura que más se puede prevenir en Estados Unidos. Si estás tratando de dejar de fumar o de enseñarle buenos hábitos a los niños de tu familia, te ofrecemos algunos hechos que vale la pena compartir.

El fumar aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas.
Aunque la mayoría de las personas saben la conexión que existe entre el fumar y las enfermedades pulmonares, mucha gente subestima el daño que el cigarro causa al cuerpo, especialmente al corazón y al sistema cardiovascular; de hecho, el número de fumadores que muere por enfermedades cardiacas o apoplejías es mayor al de aquéllos que mueren por cáncer pulmonar.

El fumar aumenta significativamente el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas coronarias. El monóxido de carbono que inhalas busca su camino hacia la corriente sanguínea y se come el recubrimiento de tus arterias; por lo tanto, es más fácil que el colesterol, las grasas y el sarro se peguen a las paredes arteriales y se acumulen lentamente. Con el tiempo, toda esta acumulación de colesterol y grasas puede obstruir las arterias y evitar que el oxígeno llegue al corazón o al cerebro.

La nicotina es un estimulante que causa que la frecuencia cardiaca se incremente. Además, fumar aumenta la presión sanguínea, lo que significa que tu corazón tiene que trabajar más para bombear sangre.

Humo pasivo
Los fumadores aman a sus amigos y familiares, y aunque no quisieran causarle daño a sus seres queridos, el humo pasivo puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas en un 30 por ciento. Los niños que inhalan humo están propensos a sufrir asma y otros problemas respiratorios.

Los niños aprenden tus comportamientos y hábitos.
Es probable que los niños que crecen viendo a sus padres fumar lo acepten como un hecho normal y empiecen a hacerlo. Es difícil romper con los hábitos, así que en vez de enseñarle a tus hijos hábitos poco saludables como fumar, muéstrales hábitos saludables que quieres que sigan.

Más vale tarde que nunca
Nunca es demasiado tarde para los cambios positivos. Tu cuerpo tiene una capacidad de sanación increíble. Tu salud va a mejorar tan pronto dejes de fumar y, con un compromiso serio, puedes sumar años (¡saludables!) a tu vida. No lo olvides: el volver a una vida saludable es bueno para todos los que te rodean.

Visita heart.org para obtener más información relacionada con fumar y para conocer tips que te ayudarán a dejar el hábito.

X

Information Request

You are a few seconds away from access to a lot of great EmPOWERED To Serve resources. Please provide your info below.

X

Information Request

You are a few seconds away from access to a lot of great EmPOWERED To Serve resources. Please provide your info below.