Gente extraordinaria como tú

View in English

Lea la historia de Mario.

¿Cuál es tu nombre?
Mario Carpio

¿Qué edad tienes?
Tengo 47 años.

¿Tienes hijos/nietos?
Tengo 3 hijos varones.

¿De dónde eres?
Soy de Guatemala.

¿A qué te dedicas? ¿Cuál es tu trabajo?
Trabajo en Park La Brea, en el departamento donde se preparan los apartamentos para rentarse a nuevos habitantes (plomería, carpintería, electricidad, etc.).

¿Siempre has hecho actividad física?
Toda mi vida he jugado fútbol (soccer), desde que tenía 7 años.

¿Cuánto tiempo llevas haciendo ejercicio?
Un año.

¿Qué tipo de ejercicio prefieres?
Correr.

¿Por qué decidiste empezar a hacer ejercicio otra vez?
Cuando tenía 34 años dejé de jugar porque me enfermé de la tiroides y dejé de hacer ejercicio por completo. Pasé 6 meses enfermo y los primeros 3 meses ni siquiera sabía que estaba enfermo. Me avanzó tanto la enfermedad que estuve hospitalizado 3 veces durante periodos de cuatro y cinco días. Adelgacé tanto que llegué a pesar 130 libras, cuando en un entonces pesaba 170. Como había quedado tan delgado, después de que me controlaron la tiroides empecé a comer más de la cuenta, pero no me informé de que la tiroides funciona de dos maneras: o adelgazas o engordas. Yo tenía el desorden para adelgazar, pero éste cambió y empecé a subir de peso. Mi metabolismo empezó a ser más lento y el doctor me dijo que tenía que tomar pastillas de por vida. Como estaba tan delgado no seguí sus instrucciones y al año fui a ver al doctor ya pesando 225 libras. Entonces empecé a tomar las pastillas y traté de empezar a hacer ejercicio y con las pastillas logré bajar solamente 10 libras. A raíz de esto, me quedé pesando 215 libras y para mi estatura eso ya era sobrepeso. Dejé de hacer ejercicio por completo y comía lo que me gustaba comer (tortillas, pan blanco, pan dulce, frijoles, arroz, soda, etc.); eso me estaba acabando. Al final terminé con el azúcar alta y el colesterol alto. Tenía principios de diabetes. El doctor me recetó tantas pastillas que mi baño parecía farmacia; llegué a tomar 4 clases de pastillas para el azúcar, dos para el colesterol – bueno, en total llegué a tomar un aproximado de 15 pastillas al día. Finalmente fui al doctor y me dijo que si no me ponía a dieta y hacía ejercicio me iba a empezar a inyectar insulina. No sé si me lo dijo para asustarme o no, lo cierto es que me asustó y mi hijo se la pasaba diciéndome que saliéramos a correr para motivarme. El 11 de julio de 2012 me propuse hacerlo y así es como empecé.

¿Cuáles eran/son tus metas de salud?
Mi meta era que no quería ser diabético. Eso no es para mi; ya estaba cansado de tomar tantas pastillas. Quiero llegar a pesar 170 libras otra vez.

¿Has visto cambios en tu salud desde que empezaste a hacer ejercicio?
Definitivamente. Desde que empecé a comer diferente, a comer ensaladas verdes, fruta y mucho agua, y a hacer ejercicio bajé 35 libras. Hoy me siento con mas energía y lo mejor de todo es que logré controlar mi azúcar y colesterol. Ya no tengo que tomar pastillas.

¿Prefieres hacer ejercicio solo o con un compañero?
Es más motivante hacer ejercicio con un compañero; muchas veces no lo encuentro, pero eso no me detiene.

¿Cómo te ha afectado tu rutina de ejercicio? (¿Duermes mejor?, ¿comes mejor?, ¿te sientes más relajado?, ¿perdiste peso?)
Ahora duermo mejor, controlo lo que como y con medida (de preferencia Subway). Me siento con más agilidad, pues el estómago abultado que tenía me estorbaba. Definitivamente el bajar de peso con el ejercicio es lo mejor. Como ya lo mencioné, perdí 35 libras.

X

Information Request

You are a few seconds away from access to a lot of great EmPOWERED To Serve resources. Please provide your info below.

X

Information Request

You are a few seconds away from access to a lot of great EmPOWERED To Serve resources. Please provide your info below.